El SPIB pide la sustitución del director general de IB3

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn

El Sindicat de Periodistes de les Illes Balears (SPIB) respalda la reclamación del comité de empresa de los informativos de IB3 y pide la sustitución como director de la radiotelevisión pública autonómica de Andreu Manresa una vez concluido su mandato de seis años. 

En lugar de avanzar hacia la internalización de los servicios informativos de IB3, que los partidos que conforman el Govern prometieron, desde 2015 se ha acentuado el agravio que sufren los trabajadores subcontratados. Cuando los profesionales han defendido su posición en los tribunales, el Govern de izquierdas y los directivos de IB3 han apoyado la externalización ocultando la cesión laboral intrínseca al sistema vigente, e incluso empleando a la Abogacía de la Comunidad para oponerse a una reclamación justa por la que ellos mismos habían abogado antes de ocupar sus cargos actuales. 

Internalizar los informativos de IB3 no es una decisión que corresponda al director general de IB3, pero sí está en su mano demandarlo, y el SPIB comparte la decepción del comité de empresa por su pasividad.

 

RESPONSABILIDAD DE LOS PARTIDOS Y EL GOVERN

 El mantenimiento en funciones del actual equipo directivo es responsabilidad de los grupos del Parlament, a los que corresponde la elección del director general, y del Govern, que no puede desentenderse como si nada tuviera que ver con los partidos políticos que lo conforman. 

Si no se ha propuesto a ningún candidato para la renovación una vez cumplido el plazo de seis años por dejadez, los grupos políticos de la mayoría parlamentaria demuestran negligencia en el ejercicio de sus funciones. Si su estrategia es dejar en funciones a Manresa y su equipo hasta las próximas elecciones, los partidos de la mayoría traicionan el espíritu de la ley de IB3, que estableció un mandato de seis años al frente de la radiotelevisión pública para separar la designación de su máximo responsable de los ciclos políticos y reforzar su independencia. 

No somos inocentes, un sistema de elección ligado a las mayorías parlamentarias no propicia la independencia, pero sí creemos que evitar el “turnismo” en la dirección general de IB3 fue un paso adelante y revertir ese avance sería una traición. 

El SPIB hace un llamamiento a los grupos parlamentarios, los que conforman el Govern y los de la minoría, para que cumplan con sus obligaciones y pacten cuanto antes un candidato para dirigir la radiotelevisión autonómica durante los próximos seis años. También pedimos al director general en funciones que no se preste a consolidar una provisionalidad que solo acentuará los problemas enquistados.

 

GARANTÍA DE INDEPENDENCIA

Como el comité de empresa de informativos de IB3, reconocemos y aplaudimos los avances en el fomento de la libertad periodística en la radio y la televisión públicas de las islas promovidos por Andreu Manresa y su equipo. Estas mejoras deben consolidarse y ampliarse en una nueva etapa en la que, además, tiene que iniciarse un proceso de internalización de los servicios informativos que redundará en garantías de independencia para los profesionales.

El SPIB seguirá impulsando esta reivindicación y reclamando, además, mejoras laborales para el conjunto de los profesionales de IB3, también los que elaboran programas, en su mayoría con contratos de tres meses, y todos los que participan en los procesos técnicos de radio, de televisión, de plató, etcétera, también empleados por múltiples subcontratas y afectados por la precariedad.